LOCALES CONECTADOS: INNOVACIÓN SOCIAL Y PROPIEDAD RESPONSABLE EN CHILE

Una innovadora app chilena creada en pandemia conecta la ayuda social con los comercios de barrio, potenciando su impacto y la digitalización en sectores vulnerables. Esta premiada empresa es además uno de los primeros casos nacionales de Propiedad Responsable.

Una innovadora app chilena creada en pandemia conecta la ayuda social con los comercios de barrio, potenciando su impacto y la digitalización en sectores vulnerables. Sus creadoras, además, decidieron convertirla en una de las primeras empresas nacionales de Propiedad Responsable.

Por: Equipo Purpose LatAm

“Si alguien nos decía en junio del año pasado que hacer este proyecto iba a implicar todo esto, quizás no nos habríamos involucrado… pero la ingenuidad con la que comenzamos nos jugó a favor y nos protegió en el camino”. La reflexión de Pilar Goycoolea y Dulce Frau, socias fundadoras de Locales Conectados, resume el meteórico comienzo de su empresa: una billetera digital diseñada para canalizar los beneficios sociales entregados por el estado y privados hacia los almacenes de barrio, amplificando su impacto y reactivando la economía local.

Lo de meteórico no es una exageración: la app fue desarrollada con un piloto aplicado a 10 familias y 2 almacenes en Renca y, en menos de 12 meses, se implementó en más de 4.000 comercios de barrio repartidos a lo largo del país y llegando a más de 36.000 familias beneficiadas. Los números dan cuenta del gran crecimiento de esta plataforma tecnológica, aunque para sus creadoras, su definición de éxito es diferente a la convencional: “aunque venimos del mundo de las organizaciones sociales, esto no es una fundación, es una empresa. Y queremos que nos vaya muy bien, porque eso se traducirá en más impacto”.


Pilar Goycoolea y Dulce Frau, fundadoras de la empresa de tecnología social Locales Conectados.

La idea tras Locales Conectados llegó con la pandemia: “Trabajamos con Fundación Urbanismo Social, que como muchas instituciones gestionó la entrega de ayuda en medio de la crisis. Ahí nos dimos cuenta de que necesitábamos una forma más eficiente de hacer llegar esos recursos: primero, primero, para que las personas tengan la posibilidad de elegir lo que requieren para su hogar y también para incluir al comercio local, otro gran protagonista de los territorios, que vive al día y estaba absolutamente dejado de lado en esta urgencia”, cuenta Dulce.

“Proveemos un servicio a las instituciones del Estado con una respuesta tecnológica que optimiza la gestión, sin costo para sus beneficiarios. Quienes reciben subsidios pueden usarlos en sus negocios de barrio solo con su carnet. La plataforma entrega los ingresos directos a los pequeños comerciantes, digitalizando sus emprendimientos sin cobrar comisión. Usamos herramientas del mundo privado para resolver un problema público: en Chile hay innovación, pero también muchos lugares donde no llega. La brecha digital de los sectores vulnerables es enorme y los avances siempre están dirigidos a gente que ya tiene altos niveles de conectividad, dejando a muchos fuera del sistema”, agrega Pilar.

Hacer convivir los mundos público y privado, y sumarse a la gestión social desde una perspectiva empresarial fueron desafíos para Locales Conectados desde el día uno: “nuestra experiencia con las fundaciones nos hace entender los proyectos desde el territorio y el trabajo de los municipios, sin el prejuicio que abunda sobre el sector público”, coinciden ambas, “pero también el concepto de tener empresa echa a andar ideas preconcebidas, apenas dices que lo eres. Y nosotras sabíamos que queríamos ser empresarias, pero también que queríamos hacer las cosas de manera diferente”.

Pilar hace énfasis en esa distinción: “Estas alianzas se forman desde la confianza. El otro puede leerte e involucrarse contigo cuando sabe bien lo que haces, pero sobre todo para qué lo haces. Ahí conectamos con la idea del propósito. Y el propósito no solo es definir el problema que quieres solucionar, la gracia está en el cómo… Entonces, ¿de qué manera te declaras como una empresa distinta a otras? Mi cuestionamiento sobre las organizaciones venía de antes, reflexionando sobre la trascendencia en el tiempo: cómo algo puede dejar de depender de sus dueños/fundadores y dónde estará su núcleo de sostenibilidad en el futuro. Así llegué al modelo de la Propiedad Responsable, que me hizo sentido desde el inicio”.

«Las decisiones son más legítimas cuando involucran a los más comprometidos en el quehacer y el propósito. Y no lo planteo desde una esquina romántica, sino puramente pragmática: ¡vas a tener una empresa más fuerte!»PILAR GOYCOLEEA, DIRECTORA DE LOCALES CONECTADOS

“Cuando pienso en quién debe tomar las decisiones de la organización, independiente de si hablamos de empresa o fundación, mi respuesta es la misma: son quienes están más cerca de su propósito, es el equipo. También, por cierto, necesitamos las “canas”, gente con experiencia, pero asesorando, inserta en ese espacio. El núcleo duro está en los que llevan el compromiso en el día a día, ahí se traza el camino. Con Locales Conectados apostamos a que esas decisiones del futuro jamás se desvíen del impacto que queremos generar, aunque ya no estemos dentro. Constituirnos como Propiedad Responsable es una manera de asegurar que eso ocurra”.

 

Para Dulce, incorporar una estructura alternativa de propiedad trajo sus propios retos: “Pasó algo curioso al presentar este modelo a nuestras partes interesadas (stakeholders). Acá tenemos dos corazones, uno más público/social y otro más técnico y corporativo. El primero abrazó de inmediato la idea de poner el lucro al servicio del propósito, mientras que al otro costado, lo más difícil fue convencer al mundo de la inversión de que poner la plata acá no significa poner la música: tú vas a ganar conmigo, pero yo tengo un rumbo claro para seguir creciendo y las decisiones para concretarlo. Me tiene que ir bien para generar el impacto que deseo: esa idea no es tan descabellada si la logras explicar bien”.

Sin embargo, ambas coinciden en las dificultades de incorporar una perspectiva diferente de la propiedad y el control en un esquema tradicional de inversiones: “el venture capital desecha muy buenas ideas en la búsqueda de la rentabilidad rápida. Hay un ecosistema al que le encanta hablar de innovación, pero no dimensiona lo que requiere una nueva idea y el camino a que se consolide. Pero no nos desanimamos, somos mujeres tercas y obstinadas y con la convicción de que la inversión social es un muy buen negocio y que las decisiones son más legítimas cuando involucran a los más comprometidos en el quehacer y el propósito. Y no lo planteo desde una esquina romántica, sino puramente pragmática: ¡vas a tener una empresa más fuerte!”

“Es grave no tener un sistema que invierta en el emprendimiento de forma democrática, porque como país nos va a estancar siempre. Pero nos hemos alimentado de la experiencia de gente que ya ha hecho instancias así, y eso te va dando confianza y perspectiva”, concluye Pilar. “Purpose nos ha acompañado en el tránsito a la Propiedad Responsable y a cuidar nuestra orientación. No queremos que alguien nos compre el 70% de la compañía para que la mayoría de las utilidades se vayan a un directorio y un par de accionistas y fundadores”.

Locales Conectados está uniendo a personas y comercios, acompañándolos en lo que para muchos es su primera experiencia con la tecnología. Ya están presentes en 270 comunas de todo Chile. “Apostamos a la construcción de ciudades humanas y una economía inclusiva. Queremos amplificar nuestro impacto porque nuestro éxito está en lograr mayor equidad y cohesión social. Lo alcanzado hasta hoy, es solo el comienzo”.

MÁS RECURSOS: